La la Dirección Seccional de Aduanas de Barranquilla, en coordinación con la Policía Fiscal y Aduanera, mediante labores de patrullaje en la calle 30, incautaron 2.250 unidades de celulares y 2.409 accesorios.

Los uniformados realizaron la señal de pare a un furgón, de una reconocida empresa transportadora y encontraron los equipos. Al requerir la documentación, no la presentaron en regla, por lo que procedieron.

El cargamento se encuentra avaluado en 135 millones de pesos y que tenía como destino Monteria y Valledupar.

Los celulares y sus accesorios fueron puestos a disposición de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN- en el recinto habilitado para su custodia y almacenamiento.