Consecuencia de males y complicaciones por su avanzada edad. A los 91 años falleció en Barranquilla Visitación Herazo, madre de la leyenda del béisbol colombiano, Édgar Rentería.

La señora Visitación permaneció un mes en un centro asistencial de Barranquilla. Con la crisis aparentemente superada, fue dada de alta y falleció en su casa en el barrio Montecristo.

Visitación es la matrona de una de las dinastías más emblemáticas del béisbol colombiano. Ella levantó con esfuerzo y humildad, sin la ayuda de un hombre, a ocho hijos, entre ellos Édgar, el menor y más reconocido por sus logros en el béisbol delas Grandes Ligas. Édinson, quien fue precursor de la nueva era del béisbol profesional y Evert, también trabajador de la pelota como coach.

Conforme crecía la fama de Édgar, lo hizo la de ella. Dejó una enseñanza de lucha y trabajo.

Una flor en la tumba de esta mujer, madre del más grande beisbolista de todos los tiempos en Colombia.