El estridente picó colmó la paciencia de los moradores del barrio El Bosque. Tanto que llamaron a los policías, quienes al acudir al requerimiento, resultaron heridos.

La fiesta se encontraba en su máximo clímax, los bailarines, además de sudados, algo borrachos, se disgustaron con la presencia de la autoridad, a tal punto que atacaron a los policías a piedras, bala, botellas y demás cuanto tenían en la mano.

En medio de la confrontación, resultó herida con arma de fuego la subteniente Doris Meza Ávila, de 25 años de edad, quien se encuentra internada en la Clínica de la Costa tras ser herida a bala en el brazo derecho.

En el mismo lugar, pero algún tiempo después, otro patrullero fue agredido con un piedrazo en su boca. El impacto le generó una fractura en los dientes. El patrullero Giovany Salcedo Orozco, se encuentra bajo supervisión de los galenos en un centro asistencia.