Barranquilleros perdió en el juego de ida de los cuartos de final del torneo de futbol sala Copa BetPlay ante Rionegro FS 5 goles por 2.

Los curramberos comenzaron ganando el cotejo en el coliseo Iván Ramiro Córdoba de este municipio antioqueño ubicado a 2.100 metros sobre el nivel del mar. Brayan Zapata con un disparo cruzado desde la banda izquierda la anidó en el fondo del pórtico local. El reloj marcaba el minuto 5 del partido. Barranquilleros siguió manejando el compromiso, y el mismo “Chucho” Zapata pudo aumentar la cuenta con un fuerte remate que sacó en forma espectacular el arquero Gutiérrez. Con el 1×0 terminó el primer tiempo.

En la segunda etapa, el conjunto visitante continuó manejando las acciones, y Brayan Guette aumentó la cuenta para el equipo costeño. El marcador se ponía 2×0, y todo parecía dominado por los curramberos. Sin embargo, comenzaron a llegar los errores, provocados en su mayoría por la presión en la marca que implementaban los jugadores de Rionegro. Alejandro Castañeda consiguió descontar para el quinteto antioqueño, y dos minutos mas tarde, el arquero Sebastián Jiménez quien había ingresado por el titular José Villalobos, le cometió una falta en el área a Mateo Agudelo, que le arbitro sancionó como penal. Al cobro llegó Johandry Vergara, para empatar el marcador a 2 con un disparo a todo el ángulo.

Ya el técnico Fonnegra había implementado actuar con un quinto jugador a la ofensiva, situación que aprovechó Rionegro para buscar el momento adecuado para presionar, y ganar el balón. Así llegó el tercer tanto local, con Sebastián Jiménez fuera de su arco. El cronómetro marcaba el minuto 13. La situación se le salía de las manos al equipo Barranquilleros. Jugadores confundidos, erráticos en momentos claves de este segundo tiempo. Y a los 15 minutos Rionegro volvió a sacar provecho, y una combinación entre Joandry Vergara y Juan Jaramillo les sirvió para conseguir el cuarto tanto de los paisas.

Barranquilleros reaccionó con 2 remates a puerta, que hicieron poner en silencio al público en las gradas del coliseo. Primero Brayan Zapata y luego el mello Anthony De La Ossa para el lucimiento del arquero Gutiérrez.

Finalizando el juego los paisas le pusieron la cereza a su labor anoche, con un nuevo tanto para dejar el 5×2 definitivo. Allí acabó un invicto de 22 partidos que tenía Barranquilleros en lo que iba del año 2022.

Ahora la historia se terminará de escribir este fin de semana, cuando se juegue en el coliseo Sugar Baby Rojas el partido de vuelta de estos cuartos de final. Esperemos que en Barranquilla la cosa sea a otro precio.