Carnaval de Barranquilla, además de ser una celebración cultural y patrimonial, también es una empresa BIC, un concepto emergente en Colombia que se centra en la transformación sostenible del sector empresarial, promoviendo prácticas ambientales, sociales y de gobernanza responsables.

Desde el año 2020, Carnaval de Barranquilla inició acciones en sostenibilidad, pero es en el año 2023 cuando enfoca sus esfuerzos en la sostenibilidad como política interna, para ello, se ha propuesto obtener la Certificación Técnica Sectorial Colombiana 006-1, un reconocimiento que respalda su compromiso con la preservación del medio ambiente y la responsabilidad social.

Con esta apuesta institucional la organización busca consolidar al Carnaval de Barranquilla como la primera fiesta cultural de Colombia comprometida con la preservación del medio ambiente, el bienestar social y el equilibrio económico.