Egan Bernal (INEOS Grenadiers) se quedó con una espectacular victoria este domingo en la novena etapa del Giro de Italia, que se disputó sobre 158 kilómetros entre Castel di Sangro y Campo Felice, el estupendo escalador colombiano se convirtió en nuevo líder de la ‘Corsa Rosa’.

Con una brutal aceleración sobre los últimos quinientos metros, el zipaquireño liquidó a sus rivales y se lanzó por el triunfo que obtendría en línea de meta con total solvencia y le permitió acceder al liderato. Giulio Ciccone (Trek Segafredo) y Aleksandr Vlasov (Astana Premier Tech) fueron segundo y tercero a siete segundos.

los cuatro kilómetros finales de esta jornada, INEOS Grenadiers tomó el control del reducido grupo de favoritos con la intención de llevar en la mejor posición a su líder, que de manera fantástica remataría una faena histórica para el conjunto británico. En la general, Bernal distancia por quince segundos a Remco Evenepoel (Deceuninck Quick Step) y por veintiún segundos a Aleksandr Vlasov (Astana Premier Tech) que es tercero.

Una intensa batalla se libró en el pelotón en los primeros ochenta kilómetros de carrera por conformar la gran escapada del día. El escalador colombiano Einer Rubio (Movistar Team) hizo parte del colectivo de fuga que integraron 17 hombres y alcanzaron a contar en su favor con una diferencia superior a los tres minutos, ante el control del Groupama FDJ que hizo un desgaste importante con la intención de llevar en la mejor posición posible al hasta hoy líder Attila Valter.

Alexis Gougeard, Geoffrey Bouchard y Tony Gallopin (AG2R), Luis León Sánchez (Astana), Giovanni Visconti (Bardiani), Filippo Zana, Mateo Fabbro (Bora), Nicolás Edet (Cofidis), Simon Carr y Ruben Guerreiro (EF), George Bennett y Koen Bowman (Jumbo Visma), Tanel Kangert (BikeExchange), Bauke Mollema (Trek) y Diego Ulissi (UAE) sobresalieron en el grupo de fuga que con el paso de los kilómetros fue perdiendo unidades

En la primera parte del último puerto, Movistar Team forzó la marcha en el grupo reduciendo notablemente la diferencia sobre la escapada y los hombres que lograban mantenerse en punta de carrera. Mientras en punta Koen Bowman y Geoffrey Bouchard se mantenían, hasta que apareció la gran aceleración del colombiano que dio un pleno golpe de autoridad sobre sus principales contendores por el majestuoso Trofeo Senza Fine.

Los velocistas y cazadores de etapas tendrán una gran opción de triunfar en la décima etapa que se disputará este lunes con partida en L’Aquila y final en Foligno. Jornada de 139 kilómetros, en la que se prevé un pulso entre los fugados y el pelotón por una muy probable definición al sprint.