La noche del jueves se perpetró un doble crimen en un local comercial ubicado en el norte de Barranquilla.

Dos hombres disfrazados como domiciliarios llegaron al lugar y abrieron fuego contra dos personas presentes, causando la muerte de ambos debido a las heridas de bala.

Los agresores emprendieron la huida en un vehículo marca Logan de color gris. En respuesta, las autoridades han activado un plan de búsqueda para dar con su paradero.

El equipo de investigadores del CTI de la Fiscalía se presentó en el lugar para realizar las inspecciones correspondientes.

El local en el que se llevó a cabo el doble homicidio respondía al nombre de «Only Tattoo». Las víctimas fueron identificadas como Joiner Alexander Almanza Rivera, un tatuador, y su cliente Nicolás Caballero Orozco, de 33 años, quien tenía antecedentes judiciales por falsificación de documentos y daño en propiedad ajena.

El comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, el coronel Dave Figueroa, anunció una recompensa de $50 millones para quien brinde información que conduzca a la captura de los responsables de este trágico suceso.

Este doble crimen se suma a una alarmante ola de violencia en Barranquilla, con un total de seis homicidios registrados solo durante el jueves. Los otros casos, también perpetrados con armas de fuego, tuvieron lugar en los barrios La Luz, Montes, San Roque y en el centro comercial Sanandresito, en el centro de la ciudad.

La comunidad se encuentra consternada por la violencia desatada en esta jornada