Funcionarios adscritos al Gaula de la Policía Nacional materializaron su captura el pasado 12 de enero en el barrio Las Nieves de la capital del Atlántico. En su poder hallaron una granada de fragmentación y 7 panfletos alusivos a la señalada estructura criminal armada.

Durante las audiencias concentradas la Fiscalía lo imputó como presunto responsable de los delitos de extorsión y fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos, los cuales no aceptó.

Ante la contundencia del material probatorio aportado por el ente acusador, un juez con funciones de control de garantías impuso en su contra una medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario.