La comunidad del barrio Los Andes mostró su preocupación por la presencia del caracol africano, el cual se reproduce a velocidad alarmante.

Realizamos este llamado de atención a los barranquilleros y a la Alcaldía Distrital  para qué tengamos cuidado con el caracol  gigante africano, que se ha venido reproduciendo en diferentes sectores de la ciudad, entre ellos el barrio Los Andes”, anotó José Navarro, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio.

Las alarmas en este emblemático vecindario se encendieron debido a los efectos que el molusco produce en la salud humana.

El caracol africano produce:  encefalitis, meningitis, problemas intestinales, fiebres irritación de la piel al contacto directo, o de la babaza que deja por donde transita.

Barranquilla Verde hizo presencia en el lugar, tras la cual se detectó la presencia del molusco en diferentes sectores, entre ellos varios  colegios, lo que implica riesgo para los niños.

“Le hicimos un llamado a la secretaria de salud, para que realice una pedagogía en todo el barrio los andes, de que hacer en el momento de encontrar estos caracoles que tratamiento se le debe dar y su erradicación”, anotó Navarro.

Si el caracol africano gigante no se controla, se puede convertir en un auténtico problema de salud pública.