A pesar de los amplios planes de financiación, mesas de trabajo y envío de cartas, la empresa Air-e optó por la suspensión del servicio en áreas comunes y edificios por una deuda que supera los 25 mil millones de pesos.

Para el caso del Atlántico, la situación más compleja se presenta en Barranquilla, Soledad y Puerto Colombia, en donde a pesar de los millonaria cartera inclusive se impide el acceso de los operarios al procedimiento.

De acuerdo con Claudia Liliana Gómez, Directora Comercial de Air-e el Contrato de Condiciones Uniformes, CCU, establece claramente que ante el estado de morosidad de un cliente la empresa puede realizar la suspensión del suministro de energía.

“Tenemos casos de áreas comunes con 10, 15 y hasta más meses vencidos con facturas con millonarias deudas”, dijo.

Agregó que por ejemplo en el caso del Conjunto Puerto Gaita, ubicado en la calle 41 con la carrera 17C en la urbanización Normandía de Soledad la deuda supera los mil millones de pesos.

Para el caso del Conjunto Residencial Felicidad Ciudad de los Sueños etapa dos en Soledad, la cartera morosa es de 554 millones de pesos.

Para Claudia Gómez, es importante insistir en que los copropietarios de edificios y condominios deben velar por el pago oportuno de los servicios públicos para la iluminación de áreas comunes, operación de motobombas, ascensores y otros elementos que operan con electricidad.

Finalmente recordó la importancia de evitar que dueños o arrendatarios de apartamentos, condominios u oficinas tomen la energía de manera ilegal y antitécnica de las áreas comunes, pues además de poner en riesgo el servicio afecta el valor final del pago de las facturas.