Junior dilapidó una oportunidad de oro para sumar su tercera victoria al hilo. Y ahora tiene la clasificación ‘En Chino’. El delantero Luis Sandoval dilapidó un penalti en la última jugada del partido.

El partido quedó 1 por 1. Por Chicó anotó Michael Knight Gómez, por Junior Cariaco González

Chicó se fue afianzando con el pasar de los minutos,

Junior apenas se pellizcó a los 20, cuando Bacca recibió de Didier Moreno un pase, el porteño con el arquero encima, la mandó directo al cuerpo del cuidapalos. El peligro no terminó ahí, la bola quedó en los pies de Vladimir, quien buscó los espacios, dribló  y entregó a Bacca, pero bien marcado, no pudo hacer nada.

Como Chicó no fue a esconderse, Junior encontró espacios con pases profundos, uno de ellos se produjo a los 26 minutos, cuando Bacca recibió de Vladimir Hernández, quien le dio un pase que daba botes en le grama, con la pelota a media altura, intentó bañar al arquero, que iba a achicarlo, pero la bola se fue por encima.

El axioma que dice, ‘el que no los hace los ve hacer’, se hizo realidad cuando Michael Knight Gómez la embocó en el arco de Martínez, de golpe de cabeza, en un tiro de esquina.

El primer tiempo terminó con la victoria del Chicó. Por ello Bolillo realizó cambios Jhon Vélez y Luis ‘Cariaco’ González por  Homer Martínez y Andrey Estupiñán.

A los 51’ Junior empató. Carlos Bacca rompió su sequía, 3 meses sin marcar, la embocó desde el borde del área, pero fue invalidado el gol por fuera de lugar del porteño. El partido continuó 1-0.

Bacca salió con un golpe en la rodilla. Entró ‘El Chino’ Sandoval en su lugar. El soledeño generó una pena máxima que Luis Cariaco González convirtió en gol. La cobró ceñida al palo.

El visitante quedó con 10 cuando Henrry Plazas vio la roja por un pisotón infame a Walmer Pacheco.

El árbitro dio 7 minutos de reposición, a los 30 segundos para el pitazo final, Cariaco González cayó en el área, el árbitro pitó pena máxima. ‘El Chino’ Sandoval lo botó.

Antes de la pena máxima hubo un debate entre Cariaco y el Chino sobre quién lo cobraba, el capitán Moreno intervino y se la dejó al venezolano, quien finalmente se la dio a Sandoval.