Cuatro mujeres harían parte de una peligrosa banda que instrumentalizaban menores de edad para la comisión de delitos como el hurto y que tenía azotados el sector comercio, especialmente Joyerías, almacenes de venta de equipos tecnológicos y establecimientos que exhibían artículos de alto valor, en el Centro Histórico, Getsemaní y Bocagrande.

Cartagena de Indias, D. T. y C. Unidades del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes adscritos a la Estación de Policía Centro Histórico de la Metropolitana de Cartagena, lograron desarticular una peligrosa banda conformadas por cuatro mujeres de nacionalidad venezolana, dedicadas al hurto en establecimientos comerciales bajo la modalidad de engaño y factor oportunidad.

La información obtenida por los policías y la recolección de evidencia a través de cámaras de seguridad del Centro Histórico, permitió realizar el seguimiento paso a paso del modus operandi de una banda conformada por cuatro mujeres que minutos antes realizaron un millonario robo a una prestigiosa joyería, donde se observa en las cámaras de seguridad, como bajo la modalidad de engaño logran confundir a una vendedora y distraerla para que una menor de 9 años de edad, que era instrumentalizada por su propia madre y la cual hace parte de esta peligrosa banda, abriera hábilmente una caja fuerte y sustrajera de su interior varios anillos de oro con incrustaciones de esmeraldas avaluados en 300 millones de pesos aproximadamente.

Gracias a la pericia de los uniformados que analizaron en tiempo record los videos de las cámaras de seguridad del sector, lograron observar la ruta de escape que tomaron estas mujeres por las calles del Centro Histórico y de igual forma identificar las placas de un vehículo tipo taxi al cual le hicieron la señal de pare con el fin de tomar un servicio como pasajeras, sin que el conductor sospechara de que estas mujeres llevan un millonario botín que minutos antes habían robado de una joyería.