El fuego contra las empresas transportadoras, por parte de los grupos organizados delincuenciales, no cesa. La semana que terminó dejó saldo de 3 conductores asesinados, el mas reciente el domingo en Soledad, baleado mientras prestaba  servicio a bordo de una buseta de la firma Transmecar.

No obstante tener 400 hombres en calle de la Policía, custodiando ‘tu ruta segura’ en los buses del área metropolitana, los uniformados no pudieron evitar un nuevo hecho de sangre que enluta a una familia.  

Fue asesinado por ‘Los Rastrojos Costeños’ y ofrecemos recompensa de hasta 30 millones de pesos. Tenemos unos materiales de prueba y unos indiciados por este hecho. Alias 21, por quien ofrecemos una recompensa de hasta 30 millones de pesos”, dijo Declaraciones del señor Brigadier General Luis Carlos Hernández Aldana, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Por mas recompensas que ofrezcan, traslados de cabecillas a Bogotá y consejos de seguridad que se realicen, los conductores, hombres trabajadores y que viven del día a día, encaran una escabrosa realidad:  “nos siguen dando y no vemos el respaldo por ninguna parte”, dijo un compañero de la víctima.

El mas reciente crimen de un conductor en ejercicio se produjo en la calle 30, a la altura del barrio Manuela Beltrán. La víctima fue identificada como John Pardo, de 43 años, padre de 2 hijos y reconocido por sus colegas como “un hombre trabajador y honesto”.

Pardo fue atacado por un sicario que vestía gorra y tapabocas, quien detiene el bus simulando ser un pasajero, y, sin montarse, dispara contra el chófer, quien perdió la vida en el acto.

El victimario huyó del lugar corriendo unos metros, en donde lo esperaba una moto en la que escapó.

Este crimen se une al de Willington Hernández Borja, asesinado en el sector de 7 bocas en Soledad 2000, de la empresa Cootrab y al de José Hernández Padilla, de Coolitoral, quien recibió los disparos, también mientras manejaba la altura de la Cordialidad con calle 99, cerca del barrio El Romance, en el suroccidente de Barranquilla.

Esta oleada de crímenes, despertó la reacción del Ministro de Defensa, Diego Molano, quien estará el martes en Barranquilla junto con los subcomandantes de la Policía Nacional y del Ejército Nacional,  para un nuevo consejo de seguridad.

La alcaldía solicitó  el despliegue del GAULA, para dar una respuesta contundente contra las organizaciones que intentan extorsionar a las empresas de transporte y comerciantes.