El marco del Elías Chegwin de Barranquilla no pudo ser otro. Un lleno casi que rotundo en el coliseo de la calle 72, y un invitado de lujo, el alcalde de la ciudad, Jaime Pumarejo, para ver el debut en el profesionalismo del medallista olímpico Yuberjen Martínez, y el accionar de seis combates más de alto nivel.

Inicialmente la cartelera prendió motores con la victoria por la vía del KO, en el primer asalto, del barranquillero Adulfo Camacho sobre Jeison Ramos.

Acto seguido, quien se quedó con la victoria fue el dominicano Leonel de los Santos que, en decisión unánime de los jueces, derrotó al veterano Luis «el cuchillo»  Díaz, a seis asaltos.

El invicto colombiano Juan Camilo González no tuvo reparos para dejar en el camino al bogotano Esnaider Hurtado, en el cuarto episodio por la vía rápida.

La fiesta del KO continuó con el cubano Osvel Caballero, que en el tercer round, dejó tirado en la lona al venezolano Pedro Pineda, llegando así a su segunda victoria como profesional.

Uno de los combates más intensos de la noche, fue el que protagonizaron el barranquillero Alan Baleta y el cartagenero Isaac Hernández, un verdadero duelo de invictos, que terminó en la tarjeta de los jueces, favoreciendo al local por decisión unánime.

Posteriormente la fiesta en el coliseo se prendió con la subida al cuadrilátero de Yuberjen Martínez, que se había trazado la meta de hacer un buen debut en el profesionalismo. Y si que lo hizo. Su rival Yeison «el chivo» Hernández comenzó a sentir el poderío de sus golpes desde el segundo asalto cuando besó la lona. Se tomó un aire para el tercero, pero fue en vano. «El tremendo» volvió a pegar fuerte en la zona hepática, con un gancho que lo dejó tirado en el suelo, sin nada que hacer. Una victoria sencillamente categórica para Martinez.

Y el «moño» al regalo llegó al final. Pablo Carrillo y Robert Barrera, se encargaron de entregarle a los aficionados una pelea electrizante de principio a fin, y que se resolvió en la tarjeta de los jueces, después de 10 asaltos cargados de adrenalina pura.

Tras una decisión dividida, Carrillo se consagró como nuevo campeón del título continental de las Américas del CMB.

Así culminó una velada llena de muchas emociones, con el sello de Cuadrilátero Boxing.