Dos embarcaciones con pasajeros chocaron de frente, en la noche del domingo, en el río Magdalena, en jurisdicción de Magangué (Bolívar).

En las dos embarcaciones se movilizaban 18 personas, varias de ellas menores de edad, cayeron al agua. 12 de ellas fueron rescatadas y hasta el momento hay 6 personas continúan desaparecidas, de las cuales 5 son niños.

Una de las lanchas portaba también cajas con material del ICBF. El accidente ocurrió, exactamente, en el corregimiento de Tolú, área rural de Magangué hacia las 10 de la noche.

Una embarcación procedente de las fiestas de Coyongal, con destino al corregimiento de San Sebastián de Buenavista, colisionó contra otra que venía en sentido contrario.

Tras el siniestro las autoridades  investigan si uno de los conductores de las lanchas se  encontraba en estado de embriaguez, como quiera que una de las lanchas venía de las fiestas de Coyongal, con destino al corregimiento de San Sebastián de Buenavista.

Las autoridades investigan  por qué las embarcaciones no llevaban luz colocando en riesgo la vida de los ocupantes.

El alcalde de Magangué está al frente de la situación registrada, mientras los efectivos de la Armada buscan los cuerpos de los 5 niños.